Introducción a la contaminación del aire 101

La mayoría de las personas no se da cuenta de que la materia particulada, o PM, se encuentra en cada pulgada cúbica del aire que respiramos. La PM se presenta en dos tamaños, grande: de 2,5 a 10 micrones o aproximadamente 25 a 100 veces más fina que el cabello humano, y pequeño: menos de 2,5 micrones. Independientemente del tamaño, estas partículas están compuestas de una variedad de elementos, desde materia orgánica como polen, esporas de moho, polvo y suciedad, hasta sustancias que genera el hombre, como humo y otros compuestos químicos.

Una vez que se han creado, tanto las partículas grandes como las pequeñas son transportadas por el viento algunos cientos de yardas en el caso de las más pesadas y grandes, y hasta cientos de millas en el que caso de los compuestos más pequeños. Se generan a partir del molido de la tierra y las rocas, la liberación de polen o esporas de las plantas, la quema de materiales o las emanaciones químicas. Muchas de las sustancias que aportan PM al aire, y algunas de las peores, son producidas por el hombre, por el uso automóviles y por las centrales eléctricas.

Cuando respiramos, todas las partículas que se encuentran en el aire ingresan a nuestro sistema respiratorio. Estas partículas tienen efectos significativos según qué sean y hasta dónde lleguen dentro del cuerpo. Pueden causar diferentes afecciones, desde dificultad para respirar, tos y sibilancias hasta asma, enfermedad pulmonar, como enfisema, o, incluso, cáncer.

Las barredoras pueden ayudar a disminuir el exceso de polvo y otras partículas que llegan al aire y los pulmones.

BUSCAR UN
DISTRIBUIDOR
EE. UU./Canadá:
Internacional:
Powered by Translations.com GlobalLink OneLink Software